Un paseo por la Comarca de Tarazona y el Moncayo en otoño

Un paseo por la Comarca de Tarazona y el Moncayo en otoño

Aragón en otoño es espectacular. Pero si hay una comarca a la que esta época del año le sienta extremadamente bien, es a la Comarca de Tarazona y el Moncayo. Esta famosa montaña, la más alta del Sistema Ibérico, se tiñe de los colores otoñales dando lugar a paisajes de ensueño que también se notan en sus 16 pueblos.

Así que, si no tienes plan para este otoño, aquí te vamos a dar diferentes ideas para que te animes a visitar esta bella comarca aragonesa.

 

El encanto del Moncayo más otoñal

Siempre es buena época para visitar el Moncayo, pero desde Faratur os aseguramos que el otoño tiene algo especial en este pico tan imponente, que separa Aragón de Castilla, y que ofrece al visitante infinidad de senderos para perderse entre los amarillos, ocres y naranjas de un paisaje de fotografía.

Sin duda, la visita obligada tiene que ser a su Hayedo de Peñaroya, uno de los más grandes de Europa. También os recomendamos las impresionantes vistas que tendréis desde el Santuario de la Virgen del Moncayo.

Además, este espacio natural forma parte de la Ruta Corazón del Moncayo, de Aragón Slow Driving, para recorrer con coche mientras disfrutáis del paisaje, y acoge también la Ruta Ornitológica número 12 de Aragón, en la que podréis avistar la gran variedad de aves que llegan a esta zona a pasar el otoño y el invierno.

el monasterio de veruela

La orden del cister y el Monasterio de Veruela

El Monasterio de Veruela es otro de los grandes atractivos de esta Comarca en cualquier estación. Si bien es cierto que, durante el otoño regala al visitante una visión más bucólica que le trasportará por la historia de la orden del Cister.

Fue la primera fundación de la Orden Cisterciense en Aragón (s.XII). Dentro del Monasterio se encuentra el Espacio Bécquer, dedicado a ambos hermanos que vivieron en este monasterio entre los años 1863 y 1864. Y en sus instalaciones también se puede visitar el Museo del Vino de la D.O. del Campo de Borja que está incluido dentro de la Ruta de la Garnacha.

catedral de Tarazona

Tarazona, ciudad de las tres culturas

Si viajáis a esta Comarca, sin duda, tenéis que dejaros cautivar por la bella Tarazona. Su judería, el mudéjar de su Catedral de Santa María de Huerta y sus espectaculares palacios, dejan clara la importancia de esta ciudad para a historia de Aragón.

El tapeo en sus bares del casco histórico y descubrir lugares tan especiales como su plaza de toros vieja, hoy convertida en viviendas, o el Palacio Episcopal, con unas espectaculares vistas de Tarazona, serán motivos más que suficientes para que pongáis a esta ciudad entre vuestras favoritas.

No podéis dejar de visitar sus numerosas iglesias, sus casas colgantes, y así conocer mejor el pueblo natal del famoso Paco Martínez Soria.

 

Trasmoz, el único pueblo excomulgado de España

Y ya adentrándonos en los pueblos que componen la Comarca de Tarazona y el Moncayo, no podemos olvidarnos de Trasmoz, el único pueblo excomulgado de España y en el que la leyenda y la brujería se respiran por sus calles.

Podéis visitar su Museo de la Brujería y subir hasta su castillo en ruinas donde, según las leyendas, acontecían las ofrendas y los sacrificios de las brujas. Su ubicación en lo alto de un cerro le proporciona unas vistas y panorámicas privilegiadas.

Los Fayos Zaragoza

Las cuevas de Los Fayos y la fortaleza de Añón del Moncayo

Cada pueblo de esta Comarca tiene su encanto. Si lo que queréis ver es el Moncayo completamente de frente y reflejado en el agua, vuestro pueblo es Litúenigo que presume de tener un enclave único a los pies del macizo.

También, excepcionales son las vistas desde Añón del Moncayo, pueblo medieval que todavía conserva su fortaleza.

Y si queréis un paisaje peculiar, tenéis que visitar Los Fayos y su imponente roca debajo de la cual se ubica el pueblo. En las paredes de esta roca se sitúan grandes cuevas que han sido protagonistas de famosas leyendas como la del Gigante Caco.

Como veis, la Comarca de Tarazona y el Moncayo ofrece historia, monumentos, naturaleza y muchas leyendas que el otoño ayuda a pintar con sus particulares colores, para convertir a esta zona de Aragón en uno de los lugares favoritos por turistas y visitantes ¿Te apuntas a conocerla?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 5 =

Nuestras propuestas para disfrutar de tu escapada rural